Deja un comentario

El caballero que no sabía pedir perdón

caballoErase una vez un despiadado caballero que durante toda su vida no había hecho otra cosa que sembrar la discordia, y causar dolor a cuantas personas habían osado cruzarse en su camino.

Un buen día, al levantarse, observó que le habían salido unas llagas purulentas y malolientes en la piel de todo su cuerpo. A medida que pasaban los días, las úlceras iban creciendo y creciendo. Asustado, decidió acudir al lago azul, famoso por curar todo tipo de enfermedades.

Agotado por el viaje, bajó de su caballo y se sentó en la orilla del lago. De pronto, emergió de las aguas una hermosísima ninfa que le preguntó:

-Poderoso caballero ¿qué has venido a buscar aquí?

El gentilhombre respondió:

-Hace tiempo que vengo sufriendo de terribles heridas que invaden todo mi cuerpo.

La ninfa  le dijo:

-Báñate en el lago.

El hidalgo así lo hizo y, después de permanecer varios minutos en las frías aguas, salió. Y cuál fue su sorpresa, al comprobar que no había desaparecido ni una sola de sus llagas.

-¡Mira! -exclamó enfadado-: No he sanado.

El hada sin perder  la calma le dijo:

-Tus llagas son el fruto del odio que llevas en tu corazón. Tan sólo el bálsamo del perdón  puede curarte.

El aristócrata, enfurecido, montó de nuevo sobre su caballo y con premura se alejó de allí.

Pasó el tiempo y, un atardecer de verano, el caballero regresó de nuevo hasta el lago. La ninfa emergió nuevamente de las aguas y le preguntó:

-¿Qué has venido a buscar aquí?

El gentilhombre respondió:

-¿Es que no me reconoces?

El hada le observó con detenimiento durante unos minutos y le dijo:

-Han aumentado tanto las lesiones de tu piel que, de no ser por tu voz, jamás te hubiese reconocido.

El hidalgo, angustiado, exclamó:

-¡Ayúdame! Me he convertido en un monstruo repugnante, y sufro de terribles dolores.

La ninfa,  con voz serena, le respondió:

-Las úlceras son el fruto del odio que anida en tu corazón. Tan sólo el bálsamo del perdón puede sanarte. El dolor que sufres, no es otra cosa que tu propio arrepentimiento.

El hidalgo, cabizbajo, montó de nuevo sobre su caballo y se alejó del lugar.

Pasó el tiempo y, un amanecer, llegó hasta el lago un apuesto joven.

La mágica dama emergió de las transparentes aguas y le preguntó:

¿Qué has venido a buscar aquí?

El joven  respondió, a la vez que se dibujaba una gran sonrisa en sus labios:

-¿No me reconoces?   Yo, soy aquel caballero lleno de úlceras que vino hasta ti para pedirte ayuda. ¿Me recuerdas ahora?

El hada, sorprendida, exclamó:

-De no ser por tu voz, jamás te hubiese reconocido. Te has transformado en un joven muy apuesto, me entusiasma comprobar que estás completamente sano.

El gentilhombre prosiguió:

-Vengo a darte las gracias, hermosa dama. Puse en práctica tu sabio consejo, y fui a pedir perdón a todos y cada uno de los seres humanos a los que un día hice daño. Por cada persona que me perdonaba de corazón, desaparecía una de mis llagas. Así, hasta curarme del todo.

La ninfa sonrió satisfecha.

-No tienes nada que agradecerme, lo has hecho todo tú solo. Yo tan sólo soy la voz de tu conciencia y el lago, el espejo donde veías  reflejado tu interior. A partir de ahora, dedícate a hacer el bien y a amar a tus semejantes y, cuando quieras hablar conmigo, tan sólo tendrás que escuchar la voz de tu corazón.

 

Anuncios
Deja un comentario

Cuento sobre el perdón y la reconciliación: El puente

puenteUn par de hermanos vivían juntos y en armonía durante muchos años. Ellos tenían granjas separadas pero vecinas. Un día tuvieron un conflicto serio, era el problemas más grave después de 40 años de cultivar hombro a hombro, compartir maquinaria e intercambiar cosechas y bienes en forma continua.
Comenzó con un pequeño malentendido y fue creciendo hasta que explotó en un intercambio de palabras amargas, seguido de semanas de silencio.
Una mañana alguien llamó a la puerta del hermano mayor. Al abrir la puerta encontró a un hombre que le dijo:
—Estoy buscando trabajo por algunos días. Quizás usted requiera algunas pequeñas reparaciones aquí en su granja, y yo pueda ser de ayuda en eso.
—Sí— dijo el hermano mayor—tengo un trabajo para usted. Mire al otro lado del arroyo vive mi vecino, bueno, en realidad es mi hermano menor. La semana pasada había una hermosa pradera que nos unía, pero él, desvió el cauce del arroyo para que quedara entre nosotros. Él pudo hacerme esto para enfurecerme—agrego seriamente enojado—pero yo le voy a hacer una mejor.
¿Ve usted aquella pila de maderos junto al granero? —le preguntó al carpintero—quiero que construya una cerca de dos metros de alto, no quiero verlo nunca más.
El carpintero le dijo—Creo que comprendo la situación.
El hermano mayor le ayudó al carpintero a recoger todos los materiales necesarios, y dejó la granja toda la tarde para ir al pueblo por provisiones.
Cerca del ocaso, cuando el granjero regresó, el carpintero había terminado el trabajo. Al mirar el granjero quedó con los ojos completamente abiertos y su quijada cayó del asombro.
No había ninguna cerca. En su lugar, el carpintero había construido un hermoso puente que unía las dos granjas a través del arroyo. Era una fina pieza de arte, con todo y pasamanos.
En ese momento, su vecino, su hermano menor, vino desde su granja y abrazando a su hermano mayor le dijo:
—Eres un gran tipo, mira que construir este hermoso puente, después de todo lo que te he dicho y hecho.
Estaban en su reconciliación los dos hermanos, cuando vieron que el carpintero recogía sus herramientas.
—No…, espera. Quédate con nosotros un par de días más, tengo varios proyectos para ti—Le dijo el hermano mayor al carpintero.
—Me gustaría —respondió el carpintero—pero tengo muchos puentes más por construir.
Deja un comentario

“No es fácil librarse de ciertas cargas”

 

image

Perdonar es ir hacía el camino de la liberación emocional.

Hace mucho tiempo, dos jóvenes monjes iniciaron un largo viaje para conocer a un viejo monje cuya sabiduría se decía que era inmensa.

El viaje, era largo y suponía tener que atravesar varias montañas y valles.

Durante el viaje los dos jóvenes monjes hablaron  de lo contentos que estaban por haber tomado la decisión de dedicarse al mundo espiritual y haber liberado el alma de pesadas cargas que le habían acompañado hasta que decidieron ser monjes.

Aquél viaje, no sólo era la búsqueda de su maestro espiritual,  sino la confirmación de que habían dejado atrás el mundo material para consagrarse de lleno a su fe.

Por eso, para los dos jóvenes monjes, el viaje tenía un significado tan especial.

A lo largo del viaje, pasaron la estación de las lluvias con lo que se encontraron el camino lleno de barro y fango.

En uno de los caminos se encontraron a dos hermosas y jóvenes muchachas en un paso especialmente dificultoso. Era realmente difícil poder cruzarlo sin llenarse de barro los ropajes.

Uno de los monjes al ver a las muchachas dubitativas, le dijo: ” Ven, muchacha. Te ayudaré a cruzar”. Y cogiéndola en brazos, la depositó suavemente al otro lado del camino a salvo del barro.

El otro monje, al ver lo que había hecho su amigo, decidió ayudar a la otra muchacha de tal manera que pudiesen seguir su camino.

Aquella noche, los dos monjes decidieron parar a descansar en un templo donde les ofrecieron hospitalidad.

Cuando estaban descansando, uno de ellos se dirigió al otro diciéndole: “¡Nosotros los monjes no debemos acercarnos a las mujeres!. Especialmente si son jóvenes y hermosas. ¿Por qué cogiste a esa muchacha en brazos?”.

“Vaya”, le respondió el otro monje. “Yo dejé ah esa muchacha al otro lado del lodazal pero veo que tu todavía la llevas a cuestas”

¿Has revisado últimamente tu mochila? quizás haya llegado el momento de aligerarla de peso.

Liberarse de las argas inútiles es una sabia decisión. Saber cómo liberarse de ellas, es ,ás sabio todavía. 

 

Deja un comentario

¿Qué son las constelaciones familiares?

constelaciones-familiares

Las constelaciones familiares es un método creado por Bert Hellinger que está al servicio de las personas. Este método permite al consultante darse cuenta de ciertas dinámicas inconscientes en los sistemas familiares que no permiten dar un paso más en la vida.

Bert Hellinger descubre que estas dinámicas inconscientes causan dificultades cuando se ha transgredido lo que él llama “Los órdenes del amor”. Estos órdenes tratan de incluir a todos los miembros de la familia para así llegar a la reconciliación del sistema. Así también se busca respetar a aquellos que llegaron primero a la vida, principalmente a nuestros padres y ancestros.

Este método principalmente se ha desarrollado de manera grupal, pero también se ha conseguido hacer de manera individual mediante otros recursos como muñecos terapéuticos, sillas vacías, metáforas o meditaciones profundas acerca de la familia, con la finalidad de encontrar nuestros contratos ocultos con el sistema familiar y así llegar a la reconciliación.

¿Quienes estudian constelaciones familiares?

Los cursos de Constelaciones no está diseñada solamente para personas que quieran ser consteladoras. Muchos veces la personas acuden a los cursos con el deseo de aplicar esta forma de mirar y poner orden a sus propias vidas sin la intención de dedicarse profesionalmente a ello. El el diplomado ayudará a un proceso de cambio terapéutico y de crecimiento personal en el cual los participantes trabajan con su propio árbol genealógico, iniciando primero con las relaciones con su familia de origen, mientras se va desarrollando una nueva manera de mirar la propia realidad, la propia familia, la naturaleza de las relaciones y la importancia de sanar los vínculos. El aprendizaje es visual, corporal y experiencial de manera que los conocimientos resultan en la propia persona a través de experiencia en el curso, sin necesidad de grandes esfuerzos intelectuales. De esta manera, aprendemos integrando la mente y el corazón. Este trabajo permite a los participantes revisar la propia vida desde una nueva perspectiva. Uno puede ir ordenando su vida y resolviendo asuntos pendientes que impiden vivir el presente con toda su plenitud. Cada sesión que pase se van mejorando nuestros vínculos e imágenes internas que nos permiten liberar cargas, y nutrirnos con la fuerza de nuestra familia para así recuperar la paz.

fammilia

Deja un comentario

LA HORMIGA

600x359xPluma-muda-nekton-bio.jpg.pagespeed.ic_.bySqXDfANm

«Una mañana, malgasté casi una hora entera observando a una pequeña hormiga atravesar mi terraza atrás de mi casa, cargando una pluma grande. Varias veces estuvo confrontada con obstáculos en su camino y, después de una pausa momentánea, hizo la corrección necesaria».

«En un punto de su camino la hormiga tenía que atravesar una grieta en el concreto de unos 10 mm de ancho. Después de contemplar la situación unos momentos, la hormiga puso la pluma sobre la grieta, caminó sobre la pluma al otro lado de la grieta, cargó de nuevo su pluma y siguió su viaje».

«Me fascinó la inteligencia de esta hormiga, una de las criaturas más pequeñas de Dios. Aquí tenemos un pequeño insecto, careciendo de tamaño pero al mismo tiempo equipado con un cerebro capaz de razonar, explorar, descubrir, vencer o conquistar. Las hormigas no tienen miedo de trabajar para lograr sus metas, trabajan en equipo, piensan bien y trabajan para triunfar sobre cualquier reto que encuentran en su camino y nunca se dan por vendidas»

visítenos en :

enamorateeeeeeeee.jpg
inscribete aqui
Deja un comentario

LA ORUGA

 76fd8731c2f975b8fca5707b502c41c7.jpg

Un pequeño gusanito caminaba un día en dirección al sol. Muy cerca del camino se encontraba un grillito.

– ¿Hacia dónde te diriges?, le preguntó.

Sin dejar de caminar, la oruga contestó:

– Tuve un sueño anoche, soñé‚ que desde la punta de la gran montaña yo miraba todo el valle. Me gustó lo que vi en mi sueño y he decidido realizarlo.

Sorprendido, el grillito dijo mientras su amigo se alejaba:

– ¡Debes estar loco! ¿Cómo podrás llegar hasta aquél lugar? ¡Tú, una simple oruga! Una piedra será una montaña, un pequeño charco un mar, y cualquier tronco una barrera infranqueable.

Pero el gusanito ya estaba lejos y no lo escuchó. Sus diminutos pies no dejaron de moverse.

De pronto se oyó la voz de un escarabajo:

– ¿Hacia dónde te diriges con tanto empeño?.

Sudando ya el gusanito, le dijo jadeante:

– Tuve un sueño y deseo realizarlo, subir‚ a esa montaña y desde ahí contemplar‚ todo nuestro mundo.

El escarabajo no pudo soportar la risa, soltó la carcajada y luego dijo:

– Ni yo, con patas tan grandes, intentaría una empresa tan ambiciosa.

Él se quedó en el suelo tumbado de la risa mientras la oruga continuó su camino, habiendo avanzado ya unos cuantos centímetros.

Del mismo modo, la araña, el topo, la rana y la flor aconsejaron a nuestro amigo a desistir.

“¡No lo lograrás jamás!”, le decían, pero en su interior había un impulso que lo obligaba a seguir.

Ya agotado, sin fuerzas y a punto de morir, decidió parar a descansar y construir con su último esfuerzo un lugar donde pernoctar.

– Estar‚ mejor, fue lo último que dijo, y murió.

Todos los animales del valle por días fueron a mirar sus restos. Ahí estaba el animal más loco del pueblo. Había construido como su tumba un monumento a la insensatez. Ahí estaba un duro refugio, digno de uno que murió por querer realizar un sueño irrealizable.

Una mañana en la que el sol brillaba de una manera especial, todos los animales se congregaron en torno a aquello que se había convertido en una advertencia para los atrevidos, de pronto quedaron atónitos, aquella caparazón dura comenzó a quebrarse y, con asombro, vieron unos ojos y una antena que no podía ser la de la oruga que creían muerta. Poco a poco, como para darles tiempo de reponerse del impacto, fueron saliendo las hermosas alas arcoíris de aquel impresionante ser que tenían frente a ellos: una mariposa.

No hubo nada que decir, todos sabían lo que haría: se iría volando hasta la gran montaña y realizaría un sueño; el sueño por el que había vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir. Todos se habían equivocado.

Imagen1.png

PARA MAYOR INFORMACIÓN ESCRÍBENOS AL 993405567  Ó

https://www.facebook.com/institutopsicoterapeuticointegral.riqchariy/

VISÍTENOS EN http://ipir.com.pe/

 

 

Deja un comentario

TIPS COMO AUMENTAR LA SEGURIDAD Y LA CONFIANZA EN TI MISMO

confianza

Hay varias técnicas muy simples que podemos ir practicando para mejorar esta confianza y seguridad en uno mismo:

1.   Actitud mental positiva: Todas las percepciones de nosotros mismos pasan a través del filtro de nuestra actitud mental. Si nos obligamos a que esta actitud sea siempre positiva, a sólo dejar pasar los pensamientos positivos y negar sistemáticamente los pensamientos negativos, entonces llevaremos mucho ganado.

2.  Usar el pronombre YO mentalmente acompañado siempre de verbos de capacidad: repitámonos con frecuencia frases construidas en la forma “Yo puedo…” “Yo soy capaz…” “Yo sé ..” “Yo soy bueno en …” No tengamos pudor ni humildad ante nosotros mismos, repitamos, exagerada , estas frases para que nos vayamos convenciendo de ello. La repetición hace la fuerza. Repítelo, créelo, convéncete.

3.  Cada vez que hagas algo bien, algo que te guste, descubras algo bueno en ti, anótalo en un post-it, y ponlo en algún sitio donde los veas con frecuencia. Puedes llevar algún tipo de cuenta (una nueva piedra en un bote cristal, etc…) pero deben ser anotaciones que siempre puedas ver y te recuerden todas las cosas buenas que has descubierto en ti.

4.  Quiérete a ti mismo. Muéstrate tu cariño hacia tí mismo. Las personas que tienen un más alto concepto de sí mismas son las que se muestran más seguros ante los demás.

5.  Celebra tus éxitos, hasta los más pequeños. No dejes de felicitarte por cada cosa que hagas, que consigas, hazte un regalo, date un pequeño premio (puede ser simplemente un caramelo) cada vez que logres algo de que deseas. El caso es reforzar las conductas positivas frente a las negativas.

6.  Escribe un libro, un diario, un blog en el que cada día cuentes algo bueno de tí, en el que cada día compartas algo bueno de tí.

7.  Cuando te surjan dudas, tengas decisiones que tomar, etc… Piénsalas despacio, sigue las técnicas para la toma de decisiones que desees, pero sobre todo, una vez tomada la decisión …esa es la decisión correcta, no dejes que la duda y la inseguridad te atrape. Una vez decidido, cree y confía en tu decisión hasta la última consecuencia. No dejes que te asalten las dudas.

8.  Pídele a la gente que está a tu alrededor que cuando hagas algo que les guste, te lo hagan saber. a actitud positiva cuando viene de parte de los demás es aún más fuerte, nos hace creer aún más en nuestras posibilidades. Pídele a todos que te hagan saber lo que haces bien , lo que les gusta de tí.

9.  Actúa en todo momento como si tuvieras seguridad en tí mismo, aunque en ese momento no la tengas. En muchas ocasiones nuestra actitud viene determinada por nuestros actos. Acostumbrarnos a hacer las cosas como si tuviéramos mucha seguridad en mí mismo hace que a larga tengamos realmente esa seguridad y autoconfianza.

10.  Mantén la fe. Por mucho que se tuerzan las cosas no dejes de confiar en tí. Mantén siempre la confianza pase lo que pase.

¿Conoces a alguien que necesite potenciar su persona ?

 

visítenos en     http://ipir.com.pe/

para más información o consultas  al wsp: 993405567

síguenos en   https://www.facebook.com/institutopsicoterapeuticointegral.riqchariy/

16992202_10210212384880857_3991870612083875011_o